#CIDHenCrisis

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, una de las dos entidades del sistema interamericano de protección de derechos humanos, se encuentra atravesando un díficil momento. El próximo 31 de julio vence el contrato laboral del 40% de su personal y no cuenta con el dinero necesario para recontratarlo, debido a que en 2016 recibieron un millón de dólares menos en contribuciones voluntarias que en 2015.

La CIDH recibe un porcentaje de dinero proveniente del fondo regular de la Organzación de Estados Americanos (OEA) y financia el resto de sus funciones a partir de contribuciones voluntarias, que provienen tanto de países miembros como de cooperación internacional externa.

Debido a esta situación, las áreas que quedarían desatendidas son dos de las más sensibles y relevantes para los habitantes del continente: la adopción de medidas cautelares y la admisión de peticiones individuales.

13226631_1076940002352609_2614219869494880229_n

Leave a Reply

will not be published